Your address will show here +12 34 56 78
Blog

Sientes que tu interés sexual ha bajado, que necesitas algo más para compartir y disfrutar de un momento íntimo.

Puede ocurrir que tus ganas estén más bajas que de costumbre, tal vez lo que necesitas es un poco de motivación y energía vital para encender esa libido y disfrutar de tu intimidad a plenitud.

Los científicos en el área de la sexualidad coinciden en afirmar que para alcanzar este propósito es importante estimular el cerebro, el cerebro es el órgano sexual por excelencia, es el que interpreta las situaciones externas como excitantes, estimulantes, placenteras y aunque al inicio del momento sexual, el deseo no esté presente puede ir apareciendo conscientemente,  es decir, puedes estimular tu deseo, ejercitando tus sentidos, moviendo tu mente, dejándote sentir, pidiendo lo que más te guste, concentrándote en tu parte más sensual y erótica, esto hará que la excitación y el placer aparezcan y se intensifiquen.

Para despertar el deseo

CREA Y RECREA la mente es tan potente que te transporta a lo que estás recreando, tanto que nos vamos de la realidad. Invítate a tener fantasías sexuales, situaciones estimulantes y placenteras, se valen todas: las que realizas y las que aún no te atreves a actuar, esto aumenta el deseo tanto en solitario como en pareja, incrementa el interés y la búsqueda de intimidad lo que ayudará a conectarte con tu parte erótica contribuyendo a anclar estados positivos en la mente.

ESTIMULA TUS SENTIDOS conéctate con tu erotismo, crea una forma especial, encuentra tu fórmula de hablar, de mirar, de tocar, de sentir que invite al placer y conéctate con tu seducción, esto ayuda a crear sintonía contigo y con tu pareja, potenciando la sensación de bienestar lo que se instala en tu memoria sexual aumentando el gusto por repetirlo.

REPROGRÁMATE para reprogramar hay que diseñar un nuevo programa, el que deseas instalar, de esta manera puedes conectarte con pensamientos sexuales optimistas o prosexuales, y entonces la mente se impregna de éstos creando  actividad neuronal, es decir, esos pensamientos despiertan un conjunto de neuronas que responden juntas y permanecerán conectadas, mientras más tiempo las neuronas se enciendan entre ellas mayor fuerza tendrá esa idea creando una huella que se codifica con experiencias positivas que se imprime en el cuerpo y  en las emociones guiando las acciones. Por tanto regálale un espacio al sentir, al disfrute y al placer pleno y crea tu huella neuronal.   

CONOCE TU MAPA ERÓTICO conoce las zonas erógenas de tu cuerpo, reconoce qué estímulos ya sean táctiles auditivos o visuales despiertan mayor placer erótico, mientras más excitación alcances más intensas son las sensaciones, así como el disfrute y la compenetración sexual contigo mismo/a y con tu pareja.

LIBÉRATE si tienes situaciones emocionales no resueltas, estas lleno/a de cansancio y estrés, tu energía vital se ve afectada y por supuesto disminuye tu deseo sexual,  busca momentos contigo mismo/a y relájate, canaliza tus emociones, busca comunicarte asertivamente, drena energía haciendo alguna actividad física, usa la respiración profunda (toma aire cuenta 1,2,3, retenlo, cuenta 4,5,6 exhala cuenta 7,8,9 y 10, hazlo entre cinco y siete veces al día), esto busca restablecer el equilibrio recobrando la sensación de estabilidad, bienestar y vitalidad plena.

Anímate a alimentar tus ganas, no dejes que el miedo te lleve a la frustración, simplemente es algo más que vivimos, es un cambio que ocurre con frecuencia y en el que puedes intervenir  activamente, muévete a despertarlo, a encenderlo.

Las sesiones están cargadas de herramientas, ejercicios, metodologías y reflexión donde cambiarás tu mentalidad,  aprenderás a reconectar con tu energía sensual y a sentirte esa mujer erótica que anhelas o ese hombre osado en la cama.

Mi misión es acompañarte a que alcances tu plenitud erótica, ¡Puedo ayudarte!  no estás sol@ si estás list@ para crear esa vida despierta y llena de sensualidad haz clic en el enlace de abajo y solicita tu sesión gratuita para poder conocer eso que te preocupa 


                                                                                                               
QUIERO QUE ME AYUDES 



Un abrazo, 
Karen Campo
Especialista en Sexualidad, Pareja y Manejo del estrés

 

0

Blog

Tensión en la pareja. El conflicto

 

Cuantas veces te has preguntado ¿qué hago con esta persona?, ¿qué me enamoró?, y has sentido desazón, al punto de decir esto no puede seguir así. Pues si esto te ha sucedido, hoy traemos para ti algunas ideas que pueden ayudarte a entender cómo diferencias simple atoran al punto de pensar que no tienen una salida, pero que entendiéndolas y poniendo en práctica algunas herramientas se puede alcanzar una convivencia en armonía.

 

Es importante tener en cuenta que día a día cada persona construye su proceso de convivencia, es por ello que no hay culpables, ambos alimentan la relación de pareja teniendo el poder de hacerlo más o menos tenso.

 

Las discusiones entrampan y atrapan, generando un clima de tensión tal que no hace más que arrastrarlos a los polos, radicalizando las actitudes y respuestas, dejando un sentimiento de rabia e incomprensión.

 

Entonces partiendo de esta idea cada uno empieza a alimentar lo que podemos llamar un “círculo vicioso” que poco a poco y sin querer adquiere magnitudes inimaginables avanzando con tanta fuerza que arrastra, agota y hasta desalienta al punto de pensar, “será que aún amo a esa persona”.

 

Recobrando el amor.  Acercándonos desde la comunicación

 

Sabías que puedes mover la misma energía que usas para entrar en ese círculo vicioso, de tensión y empezar a construir un “círculo virtuoso” para tener una comunicación fluida y más distendida, pero te preguntarás ¿cómo se hace eso?…

Utilizaremos lo que llamamos en terapia el espejo en la comunicación y lo llamamos espejo porque lo que decimos tiene un retorno en la misma dirección, tanto para comunicar lo que nos molesta como para recibir el reflejo, si se hace el ciclo en positivo (si expreso algo en positivo y encuentro en el otro que lo recibe en positivo) aumenta la probabilidad de repetirlo para continuar moviendo la energía en esa dirección. 

 

Cuatro pasos para reflejar lo que nos molesta

1.- Explica, describiendo paso a paso lo que no te gusta.

2.- Señala tu emoción y tus sentimientos.

3.- Pide lo que te gustaría que pasara, la actitud que deseas ver en la persona. 

4.- Ofrece algo valioso

La otra persona ha de recibir el reflejo, usando los siguientes pasos para recibir el reflejo

1.- Acepta la oferta.

2.- Valida al otro, pidiendo disculpa sobre el malestar que nos está reflejando la persona

3.- Explica aquello que te motivó a decir o hacer algo desde tu rabia o incomodidad.

 

Finalmente

1.- Dense las gracias mutuamente y

2.- Reconózcanse algo positivo.

 

Ejemplo Ana: “David cuando tú te sientas a ver televisión en el momento que se utiliza para preparar la cena, yo me siento molesta, desatendida y cargada de trabajo, te pido que me des una mano haciendo la cena juntos, te ofrezco que al finalizar la cena vemos la serie que te gusta juntos.”

David “Ana acepto tu oferta de hacer la cena y luego ver la serie juntos, lo siento, es que te vi molesta y pensé que lo mejor era no estar en el mismo espacio y así evitar una discusión, por ello me fui a ver televisión.

Ana “Gracias por tu esfuerzo, me siento mejor, más escuchada”.

David “Gracias a ti también, agradezco que me lo hayas dicho de una manera calmada.” 

 

Inténtalo! aprende a construir tu CIRCULO VIRTUOSO.


SOLICITA TU LLAMADA GRATUITA 

 Karen Campo
Terapeuta en sexualidad, pareja y manejo de estrés 
 

 

0