Your address will show here +12 34 56 78
Blog
¿Cuánto tiempo llevas queriendo cambiar algo de tu vida personal, amorosa o íntima? Porque ya no se siente bien, porque no te sientes tan a gusto, pero las dudas, el miedo, el típico sabotaje “y si pasa esto o aquello…” “y si no pasa” y un largo etc. son difíciles de esquivar y se quedan dando vueltas en la mente.

Quieres estar mejor pero cuesta accionar para conseguirlo o lo que es más desgastante haces cosas poco efectivas (solo para sentir que haces algo) esperando un resultado que no va a llegar, lo que si llega es más mayor tensión, frustración y cansancio.

Nuestra mente es muy potente, pero cuanto trabajo hace para que no salgamos de nuestra zona segura.

Cariño ante cualquier cambio nos van a saltar dudas y se disparará la incertidumbre, es parte de nuestra naturaleza, pero la buena noticia es que tenemos el poder de decidir, de accionar a pesar de los tal vez y de los y si…

Por eso hoy quiero dejarte unas claves que te ayudarán a  sumergirte en la piscina de la vida

Ten en cuenta que no te puedes quedar al borde de la piscina pensándolo demasiado y dándole vueltas a todos los y si…, tienes que entrar en ella

1.- Siéntete y afronta nos da miedo fallar y esto nos paraliza, hay muchas personas que pasan años de su vida en la indecisión de afrontar cambiar algún aspecto, pasándola fatal, pero la verdad es que con el tiempo los problemas no se resuelven, al contrario, se cronifican, se agrandan, por lo que dejar pasar la situación, esperar a que se resuelvan solos es la opción más costosa y agónica.

2.-Reflexiona sobre la decisión ¿Por qué y para qué? ¿Qué pasaría si lo hago??, ¿qué tiene de negativo que no lo afronte y todo continúe igual?, ¿qué necesito para empezar?, ¿por qué y para qué quiero esperar? , esto te va a ayudar a ganar claridad, cuando tenemos claridad, hay foco, cuando hay foco hay calma mental, cuando tenemos calma mental hay orden, y esto ayuda a no sabotearte. Si das un paso aprovecha el impulso de querer estar mejor y las ganas para concretar eso que te va a llevar a crear la vida que quieres. Un ejemplo clásico es cuando asistes a la sesión gratuita para iniciar el proceso de terapia ¡ya hiciste lo más difícil! diste el paso, te abriste a conectar con eso que te preocupa, lo hablaste con el profesional, entonces muchos dicen lo voy a pensar, y esta es una de las frases de mayor sabotaje, debajo hay miedo a comprometerse al “y si no sale bien” pero piensa en esto y si sale bien (el porcentaje de éxito es muy alto) por qué no te va a pasar a ti.

3.-Traza un objetivo, visualízate en el escenario favorable, porque imaginar el catastrofista ya lo hacemos naturalmente, es un hábito, entonces ¿Cómo me veo con esa vida que deseo y merezco? ¿Cómo me hace sentir? ¿Recrea toda la felicidad que sentirás dándole ese giro a tu vida? Intenta imaginar con todo el detalle y siente, ¡vive esas sensaciones!.

4.- Comprométete con tu objetivo reflexiona en esto de 0 a 10 piensa: ¿cuánto valor aportaría a mi vida el cambio?, ¿qué me agregaría aprender a soltar lo que ya no me lleva hacia adelante?, ¿qué pasaría si sano heridas del pasado, cierro ciclos, supero bloqueos y transformo estilos para crear una relación plena conmigo, con mi pareja y con los demás?

5.- Compara escenarios Analiza pros y contras, y el peso emocional que tiene para ti el antes y el después de la decisión. Realiza una lista de «beneficios y costos» es realmente muy útil, escribirlo es además una buena forma de organizar nuestras ideas. Ya sabes que siempre digo ¡lo que no está escrito no existe!

Si quieres que sea tu guía en este camino, deseas ganar esa confianza y seguridad que has perdido en ti, sentirte más satisfecha/o contigo, dejar de exigirte y de criticarte, dar desde el equilibrio porque a veces das das y das y te duele no recibir lo mismo, empoderarte para tomar buenas decisiones, calmar la mente para ganar claridad, entonces solicita tu sesión gratuita de 20 minutos para conocer eso que te preocupa, estaré encantada de trazar contigo una ruta para alcanzar esa vida plena que te mereces





Solicita tu sesión gratuita 

Karen Campo 
Especialista en Sexualidad, Pareja y Gestión del Estrés
0

Blog

¿Tienes una relación positiva, saludable y exitosa con tu pareja?

Las relaciones de pareja son complejas, requieren de esfuerzo y dedicación para construir una dinámica potenciadora, y disfrutar de un buen vínculo que esté lleno de momentos de intimidad.

El modificar algunas cosas que haces, dándole más atención a tu pareja, mostrándole interés como la forma de escuchar, mirar, hablar, y el cariño a través de gestos, las atenciones y los detalles, hacen que ocurran grandes cambios. 

Maneras de potenciar la intimidad

  • Está presente en el Aquí y el Ahora

Está allí para el otro, deja lo que te distrae (móvil, navegar por internet) y dedícate a tu pareja enfocándote en la relación, dedica tiempo a conversar, escuchando abiertamente, respondiendo suavemente y con afecto, pregunta por sus cosas temas en común, por sus actividades preferidas. Potenciar la intimidad significa estar presente también con tu mente, esto ayudará a que se una más a ti, porque el estar presente te permitirá conocer mejor a tu pareja.

  • Aprendan y crezcan juntos

Aprendan juntos a llevar las diferencias, cada persona tiene sus características y su personalidad, cada uno tiene un mundo, compártanlo y acéptense. Si logras evitar establecer luchas de poder y la necesidad de querer ganar en las discusiones ya tienes mucho camino recorrido en sortear las peleas que no hacen más que provocar tensión y frustración. Busca entender qué le molesta a tu pareja, sé considerado para evitar herirle y negocien llegando a acuerdos justos para ambos, potenciando el valor del respeto y la empatía, esto apuntará al equilibrio y aumentará la sensación de equidad lo que les llevará a crecer juntos.

  • Brinda apoyo y confianza 

Que reconfortante es saber que se cuenta con la pareja, tener la confianza de que esa persona estará allí para apoyar en los momentos de celebración pero también en los momentos difíciles, ser consistentes en tender la mano en un momento dado brinda soporte, confort, calma y distensión, por ejemplo si está comentando lo que le sucede escucha con atención sin juzgar, ni criticar, sin decirle “debiste hacer esto”, “lo hiciste mal”, ya siente carga emocional no le machaques, al contrario busquen opciones juntos para afrontar la situación que le aqueja, confortándole, esto ayudará a forjar un lazo más íntimo y estrecho, haciendo la relación más sólida y un vínculo que se apoya en la confianza.

  • Ten iniciativa

Sorprende con detalles sin que haya de por medio una situación especial como aniversario o cumpleaños. Pequeños detalles continuos llenan mucho en una relación, incluso más que un gran presente esporádico. Pueden ser cosas que no sean parte de la rutina y que sepas que atrapan a tu pareja, algo que te haya dicho que deseaba hacer o las cosas que sabes que le gusta hacer, como un día de playa, ir a pasear por su lugar preferido, un viaje sorpresa, esto maravillará a tu pareja porque le harás sentir apreciado, querido, valorado y amado. Le hiciste el mayor presente, le regalaste la idea de “Ha pensado en mi”.

  • Diviértanse juntos

Haz cosas que disfruten juntos, esto les llevará a sentirse plenos, la energía positiva en la dinámica de pareja es fundamental porque es lo que les ayudará a superar el estrés diario de la rutina que no solo te desgasta a ti sino a la relación.

Hacer juegos o simplemente hacer un chiste, decir cosas que a tu pareja le parecen graciosa y provoques la risa harán que se sientan más relajados, más optimistas y alegres. Convierte los instantes regulares en momentos extraordinarios. Impulsa los buenos momentos para que queden anclados como buenos recuerdos y con buenas sensaciones, así tendrán ganas de repetirlo.

Busca la conexión íntima con tu pareja, a través de estos cinco tips, verás cómo logran abrirse más, conocerse mejor, sentirse conectados, alcanzando una relación más positiva, saludable y exitosa.


¡Recuerda que la práctica hace al maestro!

Solicita tu sesión gratuita


Un abrazo cargado de mucho cariño


Karen 
Experta en Sexualidad, Pareja y Manejo del estrés

 

 

0