Blog

Descubre realmente cómo podemos vivir felices en pareja

Eres de los que cree que la vida en pareja es difícil, que luego de un tiempo de convivencia se instala la rutina, que el amor se duerme y todo acaba tristemente. Pues esto no tiene que ser así, sucede porque no desarrollamos habilidades para vivir plenamente, y no sabemos entender lo que es importante para el otro.

Te lo estás preguntando verdad… sí, tenemos que aprender a ser buenas parejas, hoy te voy a ayudar a conocer qué es lo que verdaderamente trae el éxito a tu vida en unión, creando esa conexión consciente porque sí podemos ser felices en pareja.

¿Estás lista, listo para descubrir la verdad? 
Gran parte de las dificultades en pareja es que ambos expresan el amor en idiomas diferentes y esto trae poco entendimiento, dejando a su paso una sensación de desazón, te ha pasado que ves a esa pareja de amigos y piensas: “ya quisiera yo que nos escaparamos tan seguido como ellos a conocer nuevas ciudades”, porque te encanta descubrir rinconcitos de encanto, pero crees que tu pareja “no tiene la iniciativa, que es del sofá, y entonces piensas… seguro no me quiere tanto”.

Pues bien, normalmente el problema no es de querencia es que las personas tienen preferencias para demostrar y recibir amor porque cada uno tiene su propio lenguaje y es lo que Gary Chapman desarrolla en su libro los 5 lenguajes del amor, entender esto te va a ayudar muchísimo a impulsar tu relación con una verdadera conexión.

En muchas ocasiones sentirás que no te sientes amada, amado ves que tu pareja te dice exactamente lo mismo que no siente tu cariño y percibes que todo va como apagándose, pero quiero decirte que en mi experiencia la mayoría de las personas que asisten a consulta están a la espera de que ese afecto y esa intimidad florezca, resurja, están esperando a que ese amor sea llamado de vuelta porque ESTÁ.

Para impulsar la relación mantenerla viva, armónica hay que estar dispuestos a conocer el lenguaje amoroso de nuestra pareja. Entender la codificación del otro significa engranarse y sintonizar creando un lenguaje que es único como pareja, saciando esa necesidad de afecto e intimidad, esto es un paso para el éxito de la relación, porque llenamos el TANQUE DEL AMOR, el resultado es una explosión de emociones sublimes creando un ambiente de distensión, comprensión, bienestar y calma.

El mayor error que cometemos en pareja 
El enamoramiento es una dicha, nace solo, es algo sin esfuerzo, aparece y se instala muy instintivamente, luego de ese período de enamoramiento que dura aproximadamente dos años, es preciso conseguir estabilidad a través de habilidades de relacionamiento para echar adelante la relación, cosa que poco hacemos, no desarrollamos prácticas de unión, porque en nuestro medio no nos enseñan a ser buenas parejas y tampoco solemos prepararnos para una relación, caminamos solos aprendiendo con los golpes de la vida.

Pero reflexionemos un poco en esto: tú buscas formarte adquiriendo nuevas destrezas para tu desarrollo profesional ¿verdad? por ejemplo entiendes la importancia y le das valor a adquirir habilidades en Excel porque es una herramienta que sabes que te va a potenciar en tu área profesional, pues bien ahora por qué no hacemos lo mismo en nuestra área emocional, de pareja.

Fíjense lo crucial de esto porque en todas las encuestas que hago las respuestas son coincidentes lo más importante en sus vidas es la salud, la pareja y los hijos, y yo pregunto si esto es lo más importante cuánto le dedicamos a aprender a crear relaciones conscientes? ¿por qué no pensamos en educarnos para aprender a ser buenas parejas? La realidad es que la relación es un viaje continuo y siempre nos sorprenderá descubriremos algo nuevo, entonces hay que estar preparados para afrontarlo de una manera fluida.

Necesitamos conocer, hay que saber de herramientas habilidades y destrezas, pero también hay que, saber hacer, por eso es necesario practicar e integrar, de lo contrario seguiremos haciendo lo que siempre hemos hecho, aprendiendo por prueba y error, lo intentas muchas veces no consigues el resultado y te desgastas perpetuando el sufrimiento, esto te lleva darle fuerza a las creencias limitantes, una de las que suelo escuchar en terapia es “esto no es para mí, ya me cansé yo mejor me quedo sola solo y no me complico”

Pero te cuento un secreto
La relación de pareja es fácil, armónica, no tiene que doler solo hay que aprender a conectar conscientemente, entendiendo lo que estás dando y como lo estás dando, lo que le gusta al otro y como valora recibir la atención, el cariño, la presencia.

No puedes dar exitosamente si no sabes exactamente que dar, muchos piensan «pero qué más quiere estoy dando muchísimo, no sé que más hacer» y se frustran, por eso es necesario dedicar tiempo a observar, escuchar y comprender para saber cómo entregar ese afecto haciéndole sentir espectacularmente bien. 
 
Esta es la realidad detrás del éxito en pareja
Cuando entendemos que el cariño tiene mil formas de expresarse y la manera que damos y recibimos amor no se parece a la del otro, entonces empezamos a conectar mejor con la pareja. Un amor que junta lo bueno de ambos logra forjar un clima emocional potenciador y positivo, pleno de crecimiento y desarrollo personal, pero esto requiere voluntad, disciplina, energía, motivación, compromiso, dedicación y atención, para construir el vínculo nutritivo.

Para lograrlo el tanque emocional del amor ha de estar lleno, porque así las personas se sienten seguras, el mundo es más afable, y la pareja en sus espacios de vida alcanza su más alto potencial en la vida, pero cuando está vacío el mundo parece oscuro y dificulta la expresión del propio ser, es por ello que, marcar el amor en sentido de entendimiento, de hablar el lenguaje amoroso principal del otro, conociendo el dialecto que les acerca, mejorará sustancialmente el clima emocional entre ustedes.

Para que los esfuerzos sean productivos mira atentamente que es lo que más aprecia tu pareja  
1.- Palabras de afirmación
2.- Tiempo de calidad
3.- Recibir regalos
4.- Actos de servicio
5.-Toque físico

Palabras de afirmación, si tu pareja usa este lenguaje le gusta escuchar frases de aprobación, que le des ánimo, así se sentirá más motivada para retribuirte. Animarle a hacer sus proyectos, y hacer que se sienta apoyada/o, es importante, lo provechoso es hacerle saber lo valiosa/o que es, el decirlo permitirá una suerte de unión, de conexión que  llena de plenitud y gratitud. El amor es bondad, por lo tanto, es preciso usar palabras suaves, humildes, cariñosas, afables, incluso aunque lo que queramos comunicar sea algo doloroso.

En vez de usar reproches, expresa lo que sientes y qué cosas te gustaría que hiciera, pero que no suene a exigencias, sino ofrece información, el amor hace peticiones, no demandas. Si este es el lenguaje de amor de la persona que amas trata de verbalizar todo lo bueno que tenga y haga, exprésale todo lo que amas de esa persona, tanto delante de ella como cuando no esté presente.

Parece bastante simple verdad, pero en la práctica ¡que difícil es hacerlo! porque en oportunidades ensimismarse y leer al otro desde nosotros mismos, desde lo que esperamos y deseamos es tan habitual y mecánico que termina siendo un reflejo de nuestras mentes en piloto automático, por ello desconectar de lo habitual y reconectar con nuevos esquemas permite reconfigurar refrescando la relación, la comunicación y el clima entre ambos.

Mira, esta idea coincide con las enseñanzas del maestro zen Thich Nhat Hanh, sobre el arte de la plena consciencia o mind­fulness, en donde permanecer en el momento presente, saliendo del automatismo y poniendo la mente en el Ahora, es la manera verdadera de cultivar la paz tanto en uno mismo, en la pareja, en la familia y en el mundo.

El tiempo de calidad quien está en este lenguaje del amor le gustan los momentos para compartir desde el presente, estar estando, esto es lo que impulsa la unión de ambos. Valoran una “conversación de calidad”, comunicando “experiencias, pensamientos, sentimientos y deseos”, en un contexto amistoso, ininterrumpido y de intimidad.

Este es un lenguaje muy femenino, especialmente en el dialecto de la conversación. Muchas mujeres necesitan comunicar su interior, sus problemas, pero no esperan de su pareja consejos o soluciones, sino comprensión y sencillamente tiempo (hombres presten mucha atención, ellas no necesitan que les digan que hacer, solo que las escuchen).

Ustedes suelen estar entrenados para “analizar los problemas y buscar soluciones”, olvidando que “el estar juntos, es una relación, no un proyecto para ser completado, ni un problema para ser resuelto”.

Esto me recordó las palabras de John Gray autor de los Hombres son de Marte y las Mujeres son de Venus lo expresa de una forma simpática, el hombre no se da cuenta que cuando la mujer habla no quiere opciones solo ser escuchada, ella le va a mostrar su agradecimiento solo con la escucha, pero el varón cree que debe planificar, priorizar, se preocupa y cuando esto pasa se retira a su cueva interior perdiendo la conciencia de todo lo demás en su enfoque tubular, las mujeres no entienden qué sucede y creen que su pareja no les hace caso, que está distraído sintiéndose desatendidas y dolidas por este comportamiento de dejo.

Por tanto, los hombres deben hacer un esfuerzo por comunicar sus sentimientos, más que hablar de pensamientos y soluciones, lo cual generará mayor acercamiento y menos distorsiones, los hombres suelen “fallar en este aspecto” para contrarrestarlo, mujeres recuerden que él está en una especie de concentración tubular y si se preocupan se aislan para buscar soluciones.

En cambio, nosotras nos matamos dándoles consejos y lo que necesitan ellos es ser admirados, sintiéndose capaces de ofrecer protección a su mujer amada, nosotras tenemos que trabajar en no machacarles lo que deben, pueden hacer o no, esto funciona muy bien en el mundo venusino, o sea, entre nosotras porque ese esquema nos da ideas, tenemos la apertura de escuchar y poner en práctica, pero ellos no lo entienden así sino como una falta de confianza cosa que les duele profundamente porque quieren ser suficientes y debemos hacer un esfuerzo por reflejarlo, por decirles «lo estás haciendo bien, me parece que fue lo mejor, que buena idea». Chicas ellos necesitan sentirse valiosos y suficientes así sienten su amor.

Una solución de éxito “Una forma de aprender este nuevo patrón es estableciendo un tiempo diario de comunicación, en el que cada uno contará tres cosas que le hayan sucedido ese día, y cada uno tiene que hacer sus respectivos esfuerzos.

El recibir regalos es un lenguaje bastante universal e intercultural, Este es uno de los lenguajes de amor más fáciles de aprender, pero a veces no necesariamente se mantienen en el tiempo, no requiere grandes inversiones de dinero, lo que cuenta es el detalle, el tiempo que se invirtió pensando en la persona amada mientras pensaba en el detalle. “La presencia física en el momento es el regalo más poderoso que se puede dar, si el lenguaje principal de amor de tu pareja es recibir regalos, recuerda una cosa, «el mejor regulo eres tú”.

Los actos de servicio, si la persona que amas usa este lenguaje como principal, entonces busca agradarle haciendo cosas por ella, si valora que le lleves un té o un café a la cama, que hagas una comida especial, que te escapes del trabajo un par de horas antes de lo habitual o bien cualquier acto que suponga planificación, tiempo y energía ¡hazlo!, eso sí, con espíritu positivo, esto marca el éxito o un desastre monumental porque si lo haces con exigencia, causando temor, manipulando por medio de la culpa «mira lo que hago por ti» no es un lenguaje del amor y causará el efecto contrario. Una actitud sin exigencia, con peticiones positivas permitirá que el otro lo aprecie y te mire con esos ojos de agradecimiento pleno.

La pareja es como un espejo, devolverá el reflejo de lo que le das, por tanto, si comunicas con amor genuinamente, cariñosamente, con apertura y soltura entonces el otro te recompensará devolviendo todo su afecto.

Y finalmente, está el toque físico, el contacto físico es tremendamente importante desde que nacemos. Los niños que son acariciados y besados desarrollan una vida emocional más saludable. El sexo es sólo un dialecto de este lenguaje, que puede hacer uso de todo el cuerpo. Si el lenguaje principal de amor de tu pareja es el contacto físico, nada es más importante que tenerle entre los brazos cuando llora, pero también buscarle para un abrazo, una caricia o un encuentro sexual. El contacto físico es una expresión que abraza la satisfacción de muchas necesidades emocionales.

Nada que valga la pena es fácil ni rápido, ¡hay que construir!

Si estás confundid@ y no logras identificar el estilo de tu pareja pregunta no tienes que descubrirlo solita, solito, por ejemplo ¿piensas que te entiendo?, ¿qué te gustaría que pasara hoy luego de lo que hablamos?, ¿cómo te sientes querida, querido? compleméntalo con la observación, hazte estas preguntas ¿Qué cosas le duelen más?, ¿Qué te pide más o de qué se queja más?, ¿Cómo expresa amor?.
Si quieren profundizar pueden hacer un ejercicio donde cada uno indique su nivel de amor con un número entre 0 y 10. Salvo que sea 10, se preguntará cómo elevar el nivel de amor, y se responderá con sugerencias, esto creará un ambiente de complicidad y te ayudará a conocerse mejor para potenciar el clima de bienestar.

Creo que es tremendamente enriquecedor “que llenar la necesidad de amor de la pareja es una decisión que hay que tomar cada día”, sí, es una decisión de vida para conducir la convivencia con un estilo saludable, constructivo y potenciador. Si cada cual se esfuerza por aprender el lenguaje del amor del otro y decide hablarlo, entonces conectará y las necesidades más profundas serán entendidas, atendidas y por ende, satisfechas lo que se reflejará en un clima de seguridad confort, un ambiente de alegría vibrante, y cuando estás aquí emocionalmente el amor se siente suave, esplendido.

Entender el dialecto del otro es un buen modo de contribuir a la felicidad en pareja, evitar discusiones y sufrimiento.

¿Quieres hacerlo?, entonces, mi consejo para ti
El modo más fácil de abortar una discusión es decir «Lo siento».
  • Para las mujeres: el hombre busca claves en el momento que está listo para escuchar, espera a que te pida algún consejo, apoyo, acompañamiento, etc., no lo ofrezcas en cualquier momento estarás a destiempo y no lo aceptará.
  • Para los hombres: la mujer, instintivamente, no pide apoyo cuando lo necesita, hay que otorgárselo sabiendo leer su lenguaje, escucharlas, ellas mismas te darán la pauta «qué opinas?, ¿qué harías si estuvieras en mi lugar?, escucha allí está la clave.
  • El mejor modo de ayudar a un hombre a crecer es dejar de decirles lo tiene que hacer e intentar cambiarlo, los hombres quieren que confíes en ellos.
El mejor modo de ayudar a las mujeres es que cuiden de ellas, sin soluciones, prioridades, más bien desde la escucha, la presencia mostrando interés, cariño y tu apoyo «aquí estoy para ti pase lo que pase».
El amor requiere de tu voluntad, de tu esfuerzo, trabajarlo, es posible construir dando lo mejor de ti mism@ en un clima de bondad, alegría, buen humor y presencia.

Si quieres que sea tu guía en este camino para potenciar y sanar la relación de pareja, recuperar ese cariño y afecto, poder hablar desde el lenguaje del amor sintiéndose queridos, plenos, amados y entenderse entonces, solicita tu sesión gratuita de 20 minutos para conocer eso que te preocupa, me pondré en contacto contigo para acompañarte a crear la relación de pareja que te mereces.


¿Serás una de ellas? 


Quiero que me ayudes



Karen 
Especialista en Sexualidad, Pareja y Gestión del estrés