Your address will show here +12 34 56 78
Blog

Soy Karen Campo psicóloga de PSICOCLIC online, hoy quiero compartir contigo una parte de mí, hay una escultura que me toca el alma, “la escultura del amor” obra de Alexander Milov, ver estos pequeños niños que se tocan, en unas carcasas de alambre gigante, con forma de mujer y hombre sentados de espalda sin querer mirarse ni siquiera, me lleva a pensar en la vida misma.

 

A una pareja los une el amor, pero a veces se les dificulta gestionar las propias emociones haciendo que el enfado, la molestia, la ira y el orgullo les aparte del otro, el dolor no permite acercarse desde la palabra y es cuando los propios niños internos buscan alcanzarse nuevamente, estas figuras pequeñas extienden sus manos para tocarse y acercarse uno con otro.

 

Tuve la oportunidad de verla de noche donde encienden los niños internos y fue una experiencia conmovedora, verlo me llevó a conectar con la bondad, en reafirmar que a pesar del resentimiento después de una discusión con la pareja, en el interior hay luz para el amor, lo que hará posible reunirse y conciliarse de nuevo. Como terapeuta de parejas creo que es genuinamente posible, lo vivo con las parejas que asisten a terapia, cuando disminuye el enfado y se reencuentran materializan la idea de poder, de la creencia en que se puede volver a reconectar con la felicidad.

 

En PSICOCLIC estamos para servirte, si sientes que estas pasando por una situación difícil a nivel de pareja, que el enojo, el orgullo y el dolor te alejan del otro y quieres volver a vivir tu relación como era antes o mejor, entonces tienes un espacio al cual acudir, trabajamos ONLINE con un método ajustado a tu medida, breve, eficaz, cómodo y profesional.

 

¡Te acompañamos! Un abrazo

 

Karen Campo
Psicóloga, sexóloga, Terapeuta de pareja

Contacto directo +351 925013074

contacto@psicoclic.com

0

Blog
Eres de los que cree que la vida en pareja es difícil, que luego de un tiempo de convivencia se instala la rutina, que el amor se duerme y todo acaba tristemente. Pues esto no tiene que ser así, sucede porque no desarrollamos habilidades para vivir plenamente, y no sabemos entender lo que es importante para el otro.

Te lo estás preguntando verdad… sí, tenemos que aprender a ser buenas parejas, hoy te voy a ayudar a conocer qué es lo que verdaderamente trae el éxito a tu vida en unión, creando esa conexión consciente porque sí podemos ser felices en pareja.

¿Estás lista, listo para descubrir la verdad? 
Gran parte de las dificultades en pareja es que ambos expresan el amor en idiomas diferentes y esto trae poco entendimiento, dejando a su paso una sensación de desazón, te ha pasado que ves a esa pareja de amigos y piensas: “ya quisiera yo que nos escaparamos tan seguido como ellos a conocer nuevas ciudades”, porque te encanta descubrir rinconcitos de encanto, pero crees que tu pareja “no tiene la iniciativa, que es del sofá, y entonces piensas… seguro no me quiere tanto”.

Pues bien, normalmente el problema no es de querencia es que las personas tienen preferencias para demostrar y recibir amor porque cada uno tiene su propio lenguaje y es lo que Gary Chapman desarrolla en su libro los 5 lenguajes del amor, entender esto te va a ayudar muchísimo a impulsar tu relación con una verdadera conexión.

En muchas ocasiones sentirás que no te sientes amada, amado ves que tu pareja te dice exactamente lo mismo que no siente tu cariño y percibes que todo va como apagándose, pero quiero decirte que en mi experiencia la mayoría de las personas que asisten a consulta están a la espera de que ese afecto y esa intimidad florezca, resurja, están esperando a que ese amor sea llamado de vuelta porque ESTÁ.

Para impulsar la relación mantenerla viva, armónica hay que estar dispuestos a conocer el lenguaje amoroso de nuestra pareja. Entender la codificación del otro significa engranarse y sintonizar creando un lenguaje que es único como pareja, saciando esa necesidad de afecto e intimidad, esto es un paso para el éxito de la relación, porque llenamos el TANQUE DEL AMOR, el resultado es una explosión de emociones sublimes creando un ambiente de distensión, comprensión, bienestar y calma.

El mayor error que cometemos en pareja 
El enamoramiento es una dicha, nace solo, es algo sin esfuerzo, aparece y se instala muy instintivamente, luego de ese período de enamoramiento que dura aproximadamente dos años, es preciso conseguir estabilidad a través de habilidades de relacionamiento para echar adelante la relación, cosa que poco hacemos, no desarrollamos prácticas de unión, porque en nuestro medio no nos enseñan a ser buenas parejas y tampoco solemos prepararnos para una relación, caminamos solos aprendiendo con los golpes de la vida.

Pero reflexionemos un poco en esto: tú buscas formarte adquiriendo nuevas destrezas para tu desarrollo profesional ¿verdad? por ejemplo entiendes la importancia y le das valor a adquirir habilidades en Excel porque es una herramienta que sabes que te va a potenciar en tu área profesional, pues bien ahora por qué no hacemos lo mismo en nuestra área emocional, de pareja.

Fíjense lo crucial de esto porque en todas las encuestas que hago las respuestas son coincidentes lo más importante en sus vidas es la salud, la pareja y los hijos, y yo pregunto si esto es lo más importante cuánto le dedicamos a aprender a crear relaciones conscientes? ¿por qué no pensamos en educarnos para aprender a ser buenas parejas? La realidad es que la relación es un viaje continuo y siempre nos sorprenderá descubriremos algo nuevo, entonces hay que estar preparados para afrontarlo de una manera fluida.

Necesitamos conocer, hay que saber de herramientas habilidades y destrezas, pero también hay que, saber hacer, por eso es necesario practicar e integrar, de lo contrario seguiremos haciendo lo que siempre hemos hecho, aprendiendo por prueba y error, lo intentas muchas veces no consigues el resultado y te desgastas perpetuando el sufrimiento, esto te lleva darle fuerza a las creencias limitantes, una de las que suelo escuchar en terapia es “esto no es para mí, ya me cansé yo mejor me quedo sola solo y no me complico”

Pero te cuento un secreto
La relación de pareja es fácil, armónica, no tiene que doler solo hay que aprender a conectar conscientemente, entendiendo lo que estás dando y como lo estás dando, lo que le gusta al otro y como valora recibir la atención, el cariño, la presencia.

No puedes dar exitosamente si no sabes exactamente que dar, muchos piensan «pero qué más quiere estoy dando muchísimo, no sé que más hacer» y se frustran, por eso es necesario dedicar tiempo a observar, escuchar y comprender para saber cómo entregar ese afecto haciéndole sentir espectacularmente bien. 
 
Esta es la realidad detrás del éxito en pareja
Cuando entendemos que el cariño tiene mil formas de expresarse y la manera que damos y recibimos amor no se parece a la del otro, entonces empezamos a conectar mejor con la pareja. Un amor que junta lo bueno de ambos logra forjar un clima emocional potenciador y positivo, pleno de crecimiento y desarrollo personal, pero esto requiere voluntad, disciplina, energía, motivación, compromiso, dedicación y atención, para construir el vínculo nutritivo.

Para lograrlo el tanque emocional del amor ha de estar lleno, porque así las personas se sienten seguras, el mundo es más afable, y la pareja en sus espacios de vida alcanza su más alto potencial en la vida, pero cuando está vacío el mundo parece oscuro y dificulta la expresión del propio ser, es por ello que, marcar el amor en sentido de entendimiento, de hablar el lenguaje amoroso principal del otro, conociendo el dialecto que les acerca, mejorará sustancialmente el clima emocional entre ustedes.

Para que los esfuerzos sean productivos mira atentamente que es lo que más aprecia tu pareja  
1.- Palabras de afirmación
2.- Tiempo de calidad
3.- Recibir regalos
4.- Actos de servicio
5.-Toque físico

Palabras de afirmación, si tu pareja usa este lenguaje le gusta escuchar frases de aprobación, que le des ánimo, así se sentirá más motivada para retribuirte. Animarle a hacer sus proyectos, y hacer que se sienta apoyada/o, es importante, lo provechoso es hacerle saber lo valiosa/o que es, el decirlo permitirá una suerte de unión, de conexión que  llena de plenitud y gratitud. El amor es bondad, por lo tanto, es preciso usar palabras suaves, humildes, cariñosas, afables, incluso aunque lo que queramos comunicar sea algo doloroso.

En vez de usar reproches, expresa lo que sientes y qué cosas te gustaría que hiciera, pero que no suene a exigencias, sino ofrece información, el amor hace peticiones, no demandas. Si este es el lenguaje de amor de la persona que amas trata de verbalizar todo lo bueno que tenga y haga, exprésale todo lo que amas de esa persona, tanto delante de ella como cuando no esté presente.

Parece bastante simple verdad, pero en la práctica ¡que difícil es hacerlo! porque en oportunidades ensimismarse y leer al otro desde nosotros mismos, desde lo que esperamos y deseamos es tan habitual y mecánico que termina siendo un reflejo de nuestras mentes en piloto automático, por ello desconectar de lo habitual y reconectar con nuevos esquemas permite reconfigurar refrescando la relación, la comunicación y el clima entre ambos.

Mira, esta idea coincide con las enseñanzas del maestro zen Thich Nhat Hanh, sobre el arte de la plena consciencia o mind­fulness, en donde permanecer en el momento presente, saliendo del automatismo y poniendo la mente en el Ahora, es la manera verdadera de cultivar la paz tanto en uno mismo, en la pareja, en la familia y en el mundo.

El tiempo de calidad quien está en este lenguaje del amor le gustan los momentos para compartir desde el presente, estar estando, esto es lo que impulsa la unión de ambos. Valoran una “conversación de calidad”, comunicando “experiencias, pensamientos, sentimientos y deseos”, en un contexto amistoso, ininterrumpido y de intimidad.

Este es un lenguaje muy femenino, especialmente en el dialecto de la conversación. Muchas mujeres necesitan comunicar su interior, sus problemas, pero no esperan de su pareja consejos o soluciones, sino comprensión y sencillamente tiempo (hombres presten mucha atención, ellas no necesitan que les digan que hacer, solo que las escuchen).

Ustedes suelen estar entrenados para “analizar los problemas y buscar soluciones”, olvidando que “el estar juntos, es una relación, no un proyecto para ser completado, ni un problema para ser resuelto”.

Esto me recordó las palabras de John Gray autor de los Hombres son de Marte y las Mujeres son de Venus lo expresa de una forma simpática, el hombre no se da cuenta que cuando la mujer habla no quiere opciones solo ser escuchada, ella le va a mostrar su agradecimiento solo con la escucha, pero el varón cree que debe planificar, priorizar, se preocupa y cuando esto pasa se retira a su cueva interior perdiendo la conciencia de todo lo demás en su enfoque tubular, las mujeres no entienden qué sucede y creen que su pareja no les hace caso, que está distraído sintiéndose desatendidas y dolidas por este comportamiento de dejo.

Por tanto, los hombres deben hacer un esfuerzo por comunicar sus sentimientos, más que hablar de pensamientos y soluciones, lo cual generará mayor acercamiento y menos distorsiones, los hombres suelen “fallar en este aspecto” para contrarrestarlo, mujeres recuerden que él está en una especie de concentración tubular y si se preocupan se aislan para buscar soluciones.

En cambio, nosotras nos matamos dándoles consejos y lo que necesitan ellos es ser admirados, sintiéndose capaces de ofrecer protección a su mujer amada, nosotras tenemos que trabajar en no machacarles lo que deben, pueden hacer o no, esto funciona muy bien en el mundo venusino, o sea, entre nosotras porque ese esquema nos da ideas, tenemos la apertura de escuchar y poner en práctica, pero ellos no lo entienden así sino como una falta de confianza cosa que les duele profundamente porque quieren ser suficientes y debemos hacer un esfuerzo por reflejarlo, por decirles «lo estás haciendo bien, me parece que fue lo mejor, que buena idea». Chicas ellos necesitan sentirse valiosos y suficientes así sienten su amor.

Una solución de éxito “Una forma de aprender este nuevo patrón es estableciendo un tiempo diario de comunicación, en el que cada uno contará tres cosas que le hayan sucedido ese día, y cada uno tiene que hacer sus respectivos esfuerzos.

El recibir regalos es un lenguaje bastante universal e intercultural, Este es uno de los lenguajes de amor más fáciles de aprender, pero a veces no necesariamente se mantienen en el tiempo, no requiere grandes inversiones de dinero, lo que cuenta es el detalle, el tiempo que se invirtió pensando en la persona amada mientras pensaba en el detalle. “La presencia física en el momento es el regalo más poderoso que se puede dar, si el lenguaje principal de amor de tu pareja es recibir regalos, recuerda una cosa, «el mejor regulo eres tú”.

Los actos de servicio, si la persona que amas usa este lenguaje como principal, entonces busca agradarle haciendo cosas por ella, si valora que le lleves un té o un café a la cama, que hagas una comida especial, que te escapes del trabajo un par de horas antes de lo habitual o bien cualquier acto que suponga planificación, tiempo y energía ¡hazlo!, eso sí, con espíritu positivo, esto marca el éxito o un desastre monumental porque si lo haces con exigencia, causando temor, manipulando por medio de la culpa «mira lo que hago por ti» no es un lenguaje del amor y causará el efecto contrario. Una actitud sin exigencia, con peticiones positivas permitirá que el otro lo aprecie y te mire con esos ojos de agradecimiento pleno.

La pareja es como un espejo, devolverá el reflejo de lo que le das, por tanto, si comunicas con amor genuinamente, cariñosamente, con apertura y soltura entonces el otro te recompensará devolviendo todo su afecto.

Y finalmente, está el toque físico, el contacto físico es tremendamente importante desde que nacemos. Los niños que son acariciados y besados desarrollan una vida emocional más saludable. El sexo es sólo un dialecto de este lenguaje, que puede hacer uso de todo el cuerpo. Si el lenguaje principal de amor de tu pareja es el contacto físico, nada es más importante que tenerle entre los brazos cuando llora, pero también buscarle para un abrazo, una caricia o un encuentro sexual. El contacto físico es una expresión que abraza la satisfacción de muchas necesidades emocionales.

Nada que valga la pena es fácil ni rápido, ¡hay que construir!

Si estás confundid@ y no logras identificar el estilo de tu pareja pregunta no tienes que descubrirlo solita, solito, por ejemplo ¿piensas que te entiendo?, ¿qué te gustaría que pasara hoy luego de lo que hablamos?, ¿cómo te sientes querida, querido? compleméntalo con la observación, hazte estas preguntas ¿Qué cosas le duelen más?, ¿Qué te pide más o de qué se queja más?, ¿Cómo expresa amor?.
Si quieren profundizar pueden hacer un ejercicio donde cada uno indique su nivel de amor con un número entre 0 y 10. Salvo que sea 10, se preguntará cómo elevar el nivel de amor, y se responderá con sugerencias, esto creará un ambiente de complicidad y te ayudará a conocerse mejor para potenciar el clima de bienestar.

Creo que es tremendamente enriquecedor “que llenar la necesidad de amor de la pareja es una decisión que hay que tomar cada día”, sí, es una decisión de vida para conducir la convivencia con un estilo saludable, constructivo y potenciador. Si cada cual se esfuerza por aprender el lenguaje del amor del otro y decide hablarlo, entonces conectará y las necesidades más profundas serán entendidas, atendidas y por ende, satisfechas lo que se reflejará en un clima de seguridad confort, un ambiente de alegría vibrante, y cuando estás aquí emocionalmente el amor se siente suave, esplendido.

Entender el dialecto del otro es un buen modo de contribuir a la felicidad en pareja, evitar discusiones y sufrimiento.

¿Quieres hacerlo?, entonces, mi consejo para ti
El modo más fácil de abortar una discusión es decir «Lo siento».
  • Para las mujeres: el hombre busca claves en el momento que está listo para escuchar, espera a que te pida algún consejo, apoyo, acompañamiento, etc., no lo ofrezcas en cualquier momento estarás a destiempo y no lo aceptará.
  • Para los hombres: la mujer, instintivamente, no pide apoyo cuando lo necesita, hay que otorgárselo sabiendo leer su lenguaje, escucharlas, ellas mismas te darán la pauta «qué opinas?, ¿qué harías si estuvieras en mi lugar?, escucha allí está la clave.
  • El mejor modo de ayudar a un hombre a crecer es dejar de decirles lo tiene que hacer e intentar cambiarlo, los hombres quieren que confíes en ellos.
El mejor modo de ayudar a las mujeres es que cuiden de ellas, sin soluciones, prioridades, más bien desde la escucha, la presencia mostrando interés, cariño y tu apoyo «aquí estoy para ti pase lo que pase».
El amor requiere de tu voluntad, de tu esfuerzo, trabajarlo, es posible construir dando lo mejor de ti mism@ en un clima de bondad, alegría, buen humor y presencia.

Si quieres que sea tu guía en este camino para potenciar y sanar la relación de pareja, recuperar ese cariño y afecto, poder hablar desde el lenguaje del amor sintiéndose queridos, plenos, amados y entenderse entonces, solicita tu sesión gratuita de 20 minutos para conocer eso que te preocupa, me pondré en contacto contigo para acompañarte a crear la relación de pareja que te mereces.


¿Serás una de ellas? 


Quiero que me ayudes



Karen 
Especialista en Sexualidad, Pareja y Gestión del estrés
0

Blog

¿Tienes una relación positiva, saludable y exitosa con tu pareja?

Las relaciones de pareja son complejas, requieren de esfuerzo y dedicación para construir una dinámica potenciadora, y disfrutar de un buen vínculo que esté lleno de momentos de intimidad.

El modificar algunas cosas que haces, dándole más atención a tu pareja, mostrándole interés como la forma de escuchar, mirar, hablar, y el cariño a través de gestos, las atenciones y los detalles, hacen que ocurran grandes cambios. 

Maneras de potenciar la intimidad

  • Está presente en el Aquí y el Ahora

Está allí para el otro, deja lo que te distrae (móvil, navegar por internet) y dedícate a tu pareja enfocándote en la relación, dedica tiempo a conversar, escuchando abiertamente, respondiendo suavemente y con afecto, pregunta por sus cosas temas en común, por sus actividades preferidas. Potenciar la intimidad significa estar presente también con tu mente, esto ayudará a que se una más a ti, porque el estar presente te permitirá conocer mejor a tu pareja.

  • Aprendan y crezcan juntos

Aprendan juntos a llevar las diferencias, cada persona tiene sus características y su personalidad, cada uno tiene un mundo, compártanlo y acéptense. Si logras evitar establecer luchas de poder y la necesidad de querer ganar en las discusiones ya tienes mucho camino recorrido en sortear las peleas que no hacen más que provocar tensión y frustración. Busca entender qué le molesta a tu pareja, sé considerado para evitar herirle y negocien llegando a acuerdos justos para ambos, potenciando el valor del respeto y la empatía, esto apuntará al equilibrio y aumentará la sensación de equidad lo que les llevará a crecer juntos.

  • Brinda apoyo y confianza 

Que reconfortante es saber que se cuenta con la pareja, tener la confianza de que esa persona estará allí para apoyar en los momentos de celebración pero también en los momentos difíciles, ser consistentes en tender la mano en un momento dado brinda soporte, confort, calma y distensión, por ejemplo si está comentando lo que le sucede escucha con atención sin juzgar, ni criticar, sin decirle “debiste hacer esto”, “lo hiciste mal”, ya siente carga emocional no le machaques, al contrario busquen opciones juntos para afrontar la situación que le aqueja, confortándole, esto ayudará a forjar un lazo más íntimo y estrecho, haciendo la relación más sólida y un vínculo que se apoya en la confianza.

  • Ten iniciativa

Sorprende con detalles sin que haya de por medio una situación especial como aniversario o cumpleaños. Pequeños detalles continuos llenan mucho en una relación, incluso más que un gran presente esporádico. Pueden ser cosas que no sean parte de la rutina y que sepas que atrapan a tu pareja, algo que te haya dicho que deseaba hacer o las cosas que sabes que le gusta hacer, como un día de playa, ir a pasear por su lugar preferido, un viaje sorpresa, esto maravillará a tu pareja porque le harás sentir apreciado, querido, valorado y amado. Le hiciste el mayor presente, le regalaste la idea de “Ha pensado en mi”.

  • Diviértanse juntos

Haz cosas que disfruten juntos, esto les llevará a sentirse plenos, la energía positiva en la dinámica de pareja es fundamental porque es lo que les ayudará a superar el estrés diario de la rutina que no solo te desgasta a ti sino a la relación.

Hacer juegos o simplemente hacer un chiste, decir cosas que a tu pareja le parecen graciosa y provoques la risa harán que se sientan más relajados, más optimistas y alegres. Convierte los instantes regulares en momentos extraordinarios. Impulsa los buenos momentos para que queden anclados como buenos recuerdos y con buenas sensaciones, así tendrán ganas de repetirlo.

Busca la conexión íntima con tu pareja, a través de estos cinco tips, verás cómo logran abrirse más, conocerse mejor, sentirse conectados, alcanzando una relación más positiva, saludable y exitosa.


¡Recuerda que la práctica hace al maestro!

Solicita tu sesión gratuita


Un abrazo cargado de mucho cariño


Karen 
Experta en Sexualidad, Pareja y Manejo del estrés

 

 

0

Blog

A él también le gusta que lo trates bien

 Dale atención a tu pareja, mostrándole interés, ¿cómo?

  • Está presente para él

Está allí en el Ahora, deja lo que te distrae (móvil, navegar por internet) y dedícate a tu pareja enfocándote en la relación, dedica tiempo a conversar escuchando abiertamente, respondiendo suavemente y con afecto, pregunta por sus cosas, temas en común, por sus actividades preferidas.

  • Aprendan y crezcan juntos

Aprendan juntos a llevar las diferencias, cada persona tiene sus características y su personalidad, cada uno tiene un mundo, compártanlo y acéptense. Si logras evitar establecer luchas de poder y la necesidad de querer ganar en las discusiones ya tienes mucho camino recorrido. Busca entender qué le molesta, evita herirle y negocien llegando a acuerdos justos para ambos.

  • Bríndale apoyo y confianza

 Para él es reconfortante saber que cuenta contigo, que estarás allí para apoyarle en los momentos de celebración, pero también en los momentos difíciles. Si está diciéndote algo que le sucedió escucha con atención sin juzgar, ni decirle “debiste hacer esto”, “lo hiciste mal”, ya siente carga emocional no le machaques, busquen opciones juntos para afrontar la situación, esto ayudará a forjar un lazo más íntimo, construyendo un vínculo que se apoya en la confianza.

  • Ten iniciativa

 Sorpréndelo con detalles, pequeños detalles continuos llenan más que un gran presente esporádico. Pueden ser cosas que sepas que le atrapa; esto le hará sentir querido y amado. Le hiciste el mayor presente, le regalaste la idea de “ha pensado en mi”.

  • Diviértanse juntos

Haz cosas que disfruten juntos, esto les llevará a sentirse plenos a ambos, la energía positiva les ayudará a superar el estrés diario de la rutina que no solo te desgasta a ti y a él sino a la relación.

Ríe, juega, haz un chiste… impulsa los buenos momentos para que queden anclados y así tendrán ganas de repetirlo.


Busca la conexión íntima a través de estos cinco tips, verás cómo logran sentirse más plenos.

¿Necesitas apoyo para mejorar la conexión con tu pareja? 

Mi misión es acompañarte especialmente a ti, que luchas día a día por cambiar tu situación, por transformar lo que duele, doblegar el miedo y afrontar eso que muchas veces evitas, disolver la carga emocional y encontrar luz en la confusión, romper esas cadenas que te atan a algún hábito repetido y que te lastima, tú que quieres recuperar tu bienestar Empoderad@. Crea esa conexión consciente y avanza hacia la vida que mereces

Si crees que puedo ayudarte pincha el link de abajo para encontrarnos en una sesión gratuita y conocer eso que te preocupa


                                                                                             SOLICITA TU SESIÓN GRATUITA





Karen Campo
Especialista en Pareja, Sexualidad y Gestión del estrés

Contacto: kcampo@psicoclic.com

0

Blog
“Nunca digas que amas a alguien si nunca has visto su ira, sus malos hábitos, sus creencias absurdas y sus contradicciones, todos pueden amar una puesta del sol y la alegría, solo algunos son capaces de amar el caos y la decadencia” Mario Vargas Llosa.

Adoro esta frase porque lleva a reflexionar acerca de las relaciones de pareja, y es que cuando nos enamoramos todo es dulce, maravilloso, resaltamos nuestras virtudes y escondemos las heridas emocionales, queremos que todo marche increíblemente bien.

En esta fase sentimos lo similar, solemos pensar que la pareja es perfecta y disminuimos sus manías y defectos, es como si en ese momento no nos importaran, si es gracioso lo aplaudes, te calza perfecto, si es un poco enfadón/a dices “ay pero que bien le queda” si es emotiva/o la/o miras con ojos de amor pero luego con el tiempo se vuelve molesto, lo que antes te parecía gracioso ahora pesa y el enfadón/a ya cansa, la/el sensible te desespera.

Así lo que antes encontrábamos curioso ahora es pesado porque esa fase de enamoramiento se desvanece y entramos en una nueva etapa de conocimiento y profundización, donde las diferencias se vuelven foco.

¿El cuento de hadas se acabó?
Qué pasa cuando ambos se conocen más, conectan con las diferencias y se terrenalizan, cuando el romance y la fusión desaparecen, te encuentras con las luces y las sombras (propias, del otro), y empezamos a darnos cuenta que no todo es tan idílico, pues solemos pensar ¿de verdad somos compatibles?

Y aquí quiero decirte que la pareja perfecta no es la que hace todo perfecto es la que construye, la que se esfuerza, la que trabaja su relación, la que está dispuesta a entrenarse emocionalmente, la mayoría de los problemas son solucionables, no importa quien da más lo importante es dar el máximo, esto te llevará a avanzar, a construir los cimientos de pareja que son el respeto, la confianza, la afinidad, la complicidad, esa  admiración y alegría, y así tu relación evolucionará.

Todos tenemos virtudes, puntos a mejorar y en la relación es necesario aprender a aceptarlo sin criticarlos para que funcione en positividad saludable, tenemos que esforzarnos, mira que digo esforzarnos y no aguantar esto es muy importante tomarlo en cuenta, hay que trabajar por y para la relación que necesita el compromiso, los sentimientos, las ganas de continuar y de crecer hacia el bienestar por parte de los dos.

Entonces la clave es mirar a tu pareja con todo eso que es, con sus días y sus noches, amar la luz es fácil pero cómo iluminas tú su oscuridad es el desafío.    

 Tips
1.- No intentes cambiar la forma de ser de tu pareja, en una relación sana de pareja los dos hacen esfuerzos por el mutuo entendimiento. Ambos tratan de no anularse ni disminuirse o descalificarse, se aceptan tal y como son. Cada uno reconoce que no es perfecto por eso no juzga al otro, aprende del otro, la pareja es tu mejor espejo, es quien te muestra tus heridas no sanadas, es tu maestro porque te refleja todo lo que no ves de ti, por tanto, aprovecha para crecer y expandirte viéndote en tu pareja.

2.- Sé empático, eso implica un profundo conocimiento y aceptación del otro. La pareja tiene sus luces y sus sombras y es a través de la aceptación la vía más fácil para aproximarnos a ella. Compra a tu pareja con lo que es hasta con esa manía o ese patrón que le limita, porque nosotros también estamos en aprendizaje y también tenemos heridas no sanadas, por eso, partimos de la idea de acompañarnos en equidad, uno al lado del otro, cuando hacemos juicios de valor y adoptamos una actitud acusativa “tú eres…” nos ponemos consciente o inconscientemente por encima del otro, y la verdad es que la manera de crecer en pareja empieza por mirar dentro y sigue por respetar genuinamente las diferencias como parte del proceso de aprendizaje y evolución, camina al lado de tu pareja de tú a tú, nunca en desigualdad.

3.- Relaciónate desde el respeto, la consideración y la comprensión. Buscar primero entender al otro es la clave para una comunicación empática, asertiva y con límites claros, admirarle es la forma distintiva de reconocimiento y aceptación profunda.

4.- Maneja tus sentimientos para calmarlos y no hacer daño, una vez que las palabras salen no se pueden recoger, porque muchas de ellas causan un dolor que perdurará y lastimará la relación de pareja dejando heridas que toman tiempo para sanar.
 Y tú ¿qué tanto admiras, respetas y aceptas de tu pareja?

Si quieres que sea tu guía en este camino bien estés o no en pareja y deseas ganar esa confianza que has perdido en ti, empoderarte, poner límites sin miedo ni culpa, superar los problemas de pareja, recuperar ese cariño, afecto, la intimidad, hacer un gran equipo para vivir ese amor que te mereces, entonces, solicita tu sesión gratuita de 20 minutos para conocer eso que te preocupa, estaré encantada de trazar contigo una ruta para crear la relación consciente o atraer a esa pareja ideal.

                       
 
Solicita tu sesión gratuita

 

Un abrazo cargado de mucho cariño


Karen 
Experta en Sexualidad, Pareja y Manejo del estrés

0

Blog
Has sentido que en algún momento puedes perder la erección y dejar de complacer a tu pareja, y la sola idea de tener un fracaso sexual te abre la puerta a los pensamientos negativos disparando tu ansiedad y anticipando que va a suceder un fallo, pues quiero contarte que es ese temor justamente lo que te distrae, lo que te desconecta del momento erótico, es como si se te olvidara sentir porque tu mente está tan ocupada pensando en lo catastrófico que le quitas atención a la situación placentera y excitante y por supuesto sucede lo que más temes, afectando tu confianza. 

Algunas técnicas para manejar la ansiedad y expandir tus orgasmos, ya te estás preguntando ¿cómo?

1.- Usa un tipo de respiración especial, céntrate en exhalar no pienses en cómo tomas aire. Entonces, suelta aire por la nariz y contrae el abdomen al mismo tiempo, ¿ya lo probaste?, ahora hazlo rápido unas diez veces y repítelo unas tres veces. Si sientes algún mareo vuelve a tu respiración habitual, así te preparas para estar más relajado ayudando a deshacerte de los pensamientos negativos.

2.- Focaliza tu atención en las sensaciones, en tu cuerpo y el de tu pareja, céntrate en lo que sientes.

3.- Aumenta el placer usando posiciones que estimulen y ayuden a mantener la erección como las de penetración profunda y de mayor contacto, donde tu pareja logre apretar el pene para que tú sientas más presión y mantengas por más tiempo el placer. 

4.- Trabaja en tu musculatura pélvica, esto te dará más control del músculo para tener erecciones más firmes y sostenidas. El músculo pubococcígeo está ubicado en el suelo de la pelvis entre el escroto y el ano contrae activado también la zona del ano y los glúteos por diez segundos y luego relaja, hazlo 20 veces por día. A la hora de explicar generalmente decimos- imagina que tienes una flatulencia no quieres dejar que salga y tienes que apretar-.

5.- Usa la autoestimulación como entrenamiento, presta atención a lo que pasa con tu cuerpo antes, durante y después del orgasmo, ten en cuenta los cambios para saber cuándo es necesario hacer una variación a tiempo sin dejar que llegue el punto de no retorno.

6.- Haz ejercicio, esto mejora la circulación lo que está directamente relacionado con la resistencia física, que viene bien para disfrutar la sexualidad a plenitud.

Ustedes también son emocionales en  el sexo

Mujeres no maltraten a sus hombres que están atravesando una situación difícil con el sexo, si le cuesta tener intimidad (por falta de deseo, una eyaculación rápida) le es difícil mantener una erección mantengan una actitud suave y no dejen que la frustración las arrastre por el camino de la humillación porque luego sanarlo toma más tiempo.

Los hombres también se salen de la situación erótica porque tienen ansiedad por complacerlas, por tener un rendimiento top, la dificultad tiene que ver con cómo controla su mente sus pensamientos, porque este tipo de expectativas distrae y el erotismo cae.
Muchos tienen ansiedad anticipada de fracaso, “ya sé que me va a pasar otra vez” y se instala el miedo con miedo no podemos sentir.

Ellos también son sensibles si no se sienten queridos ni valorados en el día a día, son capaces de recordar situaciones que les dolió y por tanto evitan la intimidad o su activación sexual es poca.  

Todo esto es tremendamente frustrante también para ti, lo sé, pero seamos comprensivas con nuestros hombres, si algo no te gusta no lo maltrates con gestos despectivos, con humillaciones con frases del tipo “mira lo poco que das” “ya, eso es todo”, “eres poco hombre” porque esa frustración cronifica la situación, por tanto, unidos como un equipo busquen la manera de hablar bondadosamente y opciones para afrontarlo. No te des el lujo de lastimarlo y dañarlo, luego reparar la relación es más difícil.

Si están pasando por esta situación deben buscar ayuda no se queden con el problema es algo que se puede ajustar. Mi misión es acompañarte especialmente a ti, que luchas día a día por cambiar tu situación, por transformar lo que duele, doblegar el miedo y afrontar eso que muchas veces evitas, disolver la carga emocional y encontrar luz en la confusión, romper esas cadenas que te atan a algún hábito repetido y que te lastima, tú que quieres recuperar tu bienestar Empoderado. 

Si crees que puedo ayudarte pincha el botón de abajo para encontrarnos en una sesión gratuita y conocer eso que te preocupa




SOLICITA TU LLAMADA GRATUITA 








 

0

Blog
Cuando estamos frente a una situación que nos genera molestia, bien sea con la pareja o con otra persona muchas veces no encontramos la manera de decirlo y preferimos callarlo para evitar una discusión, asumimos que si no lo hablamos el problema desaparecerá por sí solo, pero sin duda no sucede, nos tragamos esos sentimientos negativos que afectan a mediano y a largo plazo.  Así, que cuando algo te moleste exprésalo honesta y calmadamente. 
 
1.- No evadas la situación: puede ser difícil expresar tus emociones, pero darle la espalda no hará que desaparezcan, más bien te acompañarán y lo recordarás con frustración, fracaso y pesadumbre. 

2.- Mantén la calma expresar tu enojo no significa tener derecho a gritar, humillar, acusar y calificar al otro negativamente, esa actitud no te ayudará, más bien bloqueará el canal de comunicación, complicando las cosas. 

3.- Ordena tus ideas Si te cuesta encontrar las palabras adecuadas, tómate un momento, respira y trata de explicar la situación, busca hablar en primera persona, centrando la conversación en lo que tú sientes cuando tu pareja o la persona hace algo que te molesta o que te hiere. En vez de decir, eres egoísta desconsiderad@, puedes decir “me duele y me hace sentir incómod@ cuando tú sales con tus amig@s mientras yo me quedo haciendo deberes”. Si realmente te cuesta decirlo entonces ¡escríbelo!, haz una carta, es posible que incluso te sorprendas al averiguar todo lo que llevabas dentro y ni siquiera te habías dado cuenta. Busca un momento para entregársela a la persona y luego busquen un espacio para intercambiar ideas.

Recuerda mantén la mente en calma y el corazón sereno. Una actitud de confianza y seguridad mostrarte relajado, siendo amable permitirá que intercambien ideas y lleguen a acuerdos.  Se trata de sincerarte con la otra persona y expresarle lo que sientes, hay palabras capaces de retomar el equilibrio en la relación y de sanar heridas.

Solicita tu sesión gratuita

Un abrazo cargado de mucho cariño

Karen 
Experta en Sexualidad, Pareja y Manejo del estrés



 

0

Blog
Muchos de ustedes cuando llegan a consulta de pareja me dicen… Es que karen ya no nos entendemos ¿ya no sé qué hago con esta persona?, se siente esa desazón, y aparece el momento lúcido donde me dicen “no puedo seguir así”, esto es lo mejor que te puede pasar porque es lo que te ayuda a salir de la inercia, y a poner a la luz los asuntos inconclusos, lo que tiene que dar un giro para retomar y caminar por donde tú quieres para construir esa relación bonita, ese compartir bondadoso y la forma más honesta es acercarnos desde la comunicación.

Los mayores errores que cometemos
Mucho he escuchado me voy, para no lastimar porque «no sé autoregularme opto por callar e irme para evitar una discusión», pero así los problemas se acumulan, lo dejas y te tragas el sentimiento negativo, esto genera mucha tensión o lo perpetuamos acumulando esa frustración que nos lleva por debajo a actuar pasivamente a ser hostiles, lo que te callas siempre sale, o bien actuamos de forma reactiva, aquí explotamos en algún momento, por supuesto no usas tus mejores palabras sino tus mejores ofensas, es lo que hay que evitar.

Cuando hayan temas por hablar sensibles, por ejemplo el sexo ya no funciona como al inicio, hay indiferencia, apatía, distancia y aparecen emociones densas, exprésate (si  no puedes verbalmente haz una carta) sé que sientes dudas, da miedo porque no quieres una discusión, el mal rato, hacer daño, sobretodo que se vaya de las manos y termine mal el asunto, muchas veces no sabemos por dónde empezar, no sabemos qué decir y que no,  pero hazlo posible porque es peor una lenta y pausada agonía, que afrontar a tiempo… lo que siempre digo “fingir que no pasa nada mata la relación lentamente, mata las conexiones”.

Aunque muchas personas suelan dejar los problemas debajo de la alfombra, no es funcional, tenemos que hacernos conscientes de este estilo para dejarlo atrás.

Otra fórmula que usamos es el reclamo, reclamamos porque fue lo que aprendimos, aprendimos hablar desde el malestar, con hastío y obstinación no estamos acostumbrados a explicar, describir, si hay algo que no está dentro de mis expectativas me lleva a enfadarme, a reaccionar y hablo comúnmente desde la molestia, queja y regaño entonces ni el reclamo ni la queja y tampoco callar son opciones… por lo menos no las que construyen.

Y con esto entramos en el “círculo vicioso” que nos roba mucha energía y lo crítico es que va avanzando, si no salimos del patrón, se mantiene con tanta fuerza que arrastra, agota y hasta desalienta al punto de pensar que, “no vale la pena” “estoy cansado para seguir en esto”

Hay que aprender nuevas formas
Aquí vamos a aprender el estilo de PEDIR y la forma es tan sencilla “te pido que” es tan potente, inmediatamente te lleva a generar acuerdos porque hay disposición, receptividad, las defensas bajan.

Fíjate que entender cómo diferencias simple atoran y que muchas veces piensas que no tienen una salida, realmente, si la hay solamente hace falta hacerlo distinto, usar lo que realmente construye y eso nos permite entrar en el bucle de la conexión manteniendo un buen clima dejando atrás el recurso que más usamos quejarnos, reclamar, evitar pero que son ineficientes, porque son estilos que rompen, que dañan y que generan tanta tensión a nivel comunicacional que perdemos conexión.

¿Quieres hacerlo posible?
Hoy les voy a explicar uno de los esquemas de comunicación que uso en mis sesiones de terapia para desanudar conflictos, esto vale no solo para la pareja con los conflictos cotidianos, sino que te aportará hasta para tocar los temas más difíciles y sensibles, también puedes utilizarlo con tus hijos, en general con tus seres queridos, en tu trabajo con tu jefe, compañeros, con un cliente, este esquema te va a ayudar a desbloquear la comunicación y claro tú te vas a sentir extraordinariamente bien, vas a conectar para entrar en el bucle de la comunicación en positivo. Vamos a ver el esquema de 5 pasos 

Cinco pasos para reflejar lo que nos molesta o lo que queremos decir
1.- Explica, describiendo paso a paso lo que no te gusta.
2.- Señala tu emoción y tus sentimientos. Normalmente no nos abrimos para decir me siento incomoda/o, me siento vulnerable, triste, enfadada/o decepcionada/o etc.
3.- Pide lo que te gustaría que pasara, la actitud que deseas ver en la persona. Pedir no es exigir (usa la frase te pido que… porque tiene mucho poder)
4.- Ofrece algo valioso, algo que sabes que para el otro es importante
5.- Finaliza agradeciendo

Vamos a practicar

Visualicen la cotidianidad con la pareja. Imagina que tú le quieres pedir tiempo para hacer la cena con el esquema de comunicación sería, cuando tú te sientas a ver televisión en el momento que se utiliza para preparar la cena, yo me siento molesta/o, desatendida/o y cargada/o de trabajo, te pido que me des una mano haciendo la comida, te ofrezco que al finalizar vemos la serie que te gusta juntos.” Y Cuando la persona haga un esfuerzo Agradécele “Gracias por tu esfuerzo, me siento mejor, más escuchada/o, comprendida/o”.

Como la comunicación es espejo (el afuera es tu espejo) el otro va a entrar en esa dinámica para recolocarse en la relación. Aunque el agradecimiento no lo exprese con palabras, no todo el mundo expresa el agradecimiento de la misma manera puede ser con un gesto, asentir con la cabeza, los ojos una mirada suave, está atenta/o y recíbelo.

Hay palabras capaces de retomar el equilibrio en la relación y de sanar heridas

¡Inténtalo! Al principio parece un poco mecánico requiere esfuerzo de tu parte porque no es natural en ti, pero esto se aprende haciendo, es como andar en bici mientras más lo hagas más hábil te vuelves ¡sé que te va a ir fenomenal!

El amor requiere esfuerzo, trabajar desde adentro para desaprender formas que no construyen y entrenarnos para aprender a crear conexiones conscientes   

Te cuento un secreto
Ese amor bonito con el que siempre has soñado si existe y lo puedes crear, las relaciones de pareja son fluidas, armoniosas, en entendimiento y sinergia, no tienen que doler, solo tenemos que aprender a gestionar los conflictos, a amar haciendo equipo, todos podemos aprender a ser buenas parejas, ¡vamos a crear relaciones conscientes!   

Si quieres que sea tu guía en este camino bien estés o no en pareja y deseas ganar esa confianza que has perdido en ti, comunicarte mejor sin perder los nervios, poner límites sin miedo ni culpas, superar los problemas de pareja, recuperar ese cariño, afecto, la intimidad y la pasión, crear ese amor bonito con el que sueñas poder hablar desde el entendimiento sintiéndose ambos queridos, plenos, amados entonces, solicita tu sesión gratuita de 20 minutos para conocer eso que te preocupa, estaré encantada de trazar contigo una ruta para crear la relación consciente que te mereces.






Solicita tu sesión gratuita

Un abrazo cargado de mucho cariño
Hagan el ejercicio y me cuentan que tal les fue. Me encanta leerlos


Karen 
Experta en Sexualidad, Pareja y Manejo del estrés





0

Blog, Problemas de pareja

Si tu relación de pareja está en crisis o están empezando a atravesar ciertas dificultades en la convivencia, y no te has decidido a hacer terapia entonces te animo a que conozcas sus beneficios:

1.- La terapia ayuda en pequeños y grandes problemas la bondad de la terapia de pareja es que puedes hacerla en momentos donde aún no está instalada una crisis, puedes trabajar cualquier dificultad por más mínima que parezca, si sientes que la comunicación está atorada, el tiempo que se dedican es poco, o que la relación está desgastada, trabajarlo a tiempo ayudará a evitar problemas futuros. La terapia también ayuda en momentos de crisis o donde piensen en una posible ruptura por la desconfianza, celos o una infidelidad.

2.- Aprenderás a comunicarte sin lastimar y herir los sentimientos de tu pareja, la terapia potencia la comunicación asertiva dándote herramientas para expresar tus sentimientos, tu molestia, para decir las cosas con calma y pedir en los momentos más idóneos y no cuando te hartes porque en este punto regalas tus mejores ofensas.

3.- Te ayudará a entender mejor a tu pareja y sus necesidades cuando tu pareja te reprocha algo es muy difícil entenderlo, te cierras emocionalmente cayendo en una discusión vacía y sin sentido, por lo que en terapia aprenderán juntos a escuchar, a procesar lo que dice el otro, a empatizar y buscar una solución óptima para los dos.

4.- Te ayudará a que te conozcas mejor, a mirarte hacia adentro y descubrir partes de ti que no conocías, por tanto, serás más congruente contigo mismo y más asertivo con el otro.

5.-Lo que aprendes en la terapia te sirve para resolver problemas futuros porque las herramientas que adquieres sobre como manejar los conflictos, las habilidades para escuchar, para dar respuestas asertivas (y no desde el enojo, el resentimiento o el dolor), puedes aplicarlo en cualquier momento y en cualquier situación que lo necesites.

El terapeuta de pareja es una voz sincera que los acompaña para que se descubran y exploren maneras saludables para relacionarse.

Saludos!

Karen Campo

Psicóloga

kcampo@psicoclic.com

0